EL IMPACTO POSITIVO DE LAS ISOFLAVONAS DE LA SOYA EN LA VIDA DE LA MUJER

Las isoflavonas son polifenoles heterocíclicos no esteroideos (genisteína, daidzeína, ipriflavona, gliciteína), uno de los componentes más importantes de la soya. Seguro estás pensando, ¿qué significa todo esto? En pocas palabras, tienen una acción estructural muy similar a los estrógenos y gracias a esto, tienen la capacidad para ayudar en el tratamiento de diferentes tipos de enfermedades, como la menopausia.

el impacto positivo de las isoflavonas de soya en la vida de la  mujer

Su actividad antiestrogénica sirve para ayudar en el tratamiento de diferentes síntomas de las mujeres posmenopáusicas, después de ser ingeridas, por la acción enzimática de las bacterias del intestino delgado se transforman en formas activas; esto significa que son absorbidas, transportadas y conjugadas en el hígado, para después actuar en el organismo.

De acuerdo a una investigación con isoflavonas realizada por la Facultad de Medicina en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos que intenta demostrar sus efectos en mujeres pasando por la menopausia, se encontró que los tratamientos con soya, no deben darse a la ligera y siempre debe tenerse en cuenta la enfermedad a tratar, así como la edad del paciente para obtener los mejores resultados.

A continuación, las conclusiones de esta investigación:

“Luego del tratamiento con soya, se observó mejoría porcentual del estado general de las pacientes, con disminución de sequedad vaginal en 4/12 (33%); cefalea en 7/12 (58%); síntomas vasomotores en 9/12 (75%); ardor y prurito de los genitales externos en ⅗ (60%); astenia en 4/9 (44%); los otros síntomas se mantuvieron con mínimas variaciones”.

Finalmente, este tipo de investigaciones han concluido que las isoflavonas tienen un impacto positivo en la vida de la mujer por lo siguiente:

  • Mejoran el sistema circulatorio: Además de su efecto estrogénico, las isoflavonas tienen la capacidad de mejorar la perfusión arterial sistémica, esto ayuda a predecir el riesgo de una enfermedad coronaria.
  • Para el esqueleto: La genisteína es una isoflavona abundante en la soya, esta sustancia mejora todos los parámetros de la formación ósea.
  • Para bajar el colesterol: Debido a su actividad estrogénica tienen propiedades hipocolesterolémicas que disminuyen el colesterol LDL.
  • Antioxidantes: Previene la oxidación del colesterol limitando la formación de ateromas.
  • Para la diabetes: La ingesta de proteínas de soya mejora el control de la glucosa y la resistencia a la insulina.

 

No olvides que las isoflavonas pueden consumirse directamente de la soya, legumbres y de alimentos enriquecidos por ella como bebidas, zumos y yogures especiales. También pueden consumirse como comprimidos o cápsulas con el principio activo, siempre bajo supervisión de un médico.

*Sugerencia de uso. Las cantidades e ingredientes utilizados son criterio del consumidor.

el impacto positivo de las isoflavonas de soya en la vida de la  mujer
Etiquetas: estilo de vida, soya
Ahorra
4%

$ 990.00 | $ 1,035.00